Santa María Inmaculada, Reina del colegio
8 de diciembre de 2021
 
 

Los Reyes Magos de Oriente visitan el colegio Pasteur


22/12/2021

Reyes en el colegio con estrella

Como es tradición, sus Majestades los Reyes Magos de Oriente han visitado el colegio Pasteur en medio de la alegría de todos nuestros niños y mayores.

Antes de las diez de la mañana hicieron su aparición en la cancela del patio, cabalgando en sus briosos caballos, y fueron recibidos por gran número de padres, por profesores y personal del centro. Pero quienes esperaban con mayor ilusión eran los cientos de niños y niñas que, acompañados por sus tutores, formaban corro a las puertas del colegio. Todos nosotros ofrecimos una bienvenida calurosa a los tres sabios del Oriente, porque a pesar de sus múltiples ocupaciones dedicaron la mañana entera a recoger las cartas escritas para ellos, a escuchar los deseos y peticiones de nuestros escolares y, sobre todo, a transmitir el mensaje más importante que hemos de recordar en estas fechas.

El Rey Melchor resumía esta noticia con las siguientes palabras:

MELCHOR: Queridos niños: venimos recorriendo los caminos de Castilla con el propósito de anunciar, por todos los lugares, la buena nueva que muchos hombres de hoy tienen olvidada.

Y seguía el Rey Gaspar:

GASPAR: Que os ha nacido el Salvador, el Hijo de Dios hecho carne, y que no lo encontraréis en los ricos palacios ni en los escenarios televisivos. Su morada es un pobre pesebre de Belén. Hasta allí nos guio una estrella muy viva que vimos brillar en el cielo.

Y al fin concluyó el Rey Baltasar:

BALTASAR: Estad atentos, queridos niños, porque esa luz tan especial muchas veces brilla dentro de vuestros corazones. Estad pendientes de ella, y cuando la sintáis lucir, buscad a este Niño Dios en el amor a vuestros familiares, maestros y amigos. Y visitad a Jesús en el sagrario, donde continúa escondido como lo hizo el día de su nacimiento en la tierra, en aquel mísero pesebre de Belén.

photo_2021-12-21_19-46-30

Sus majestades recorrieron después muchas de nuestras aulas, donde les esperaban los niños con enorme expectación. Más tarde hicieron presencia también en las clases de la ESO y de Bachillerato. Y allí recordaron a los mayores qué importante es no permitir que la ilusión de la Navidad se vea estropeada por obra del egoísmo, del descreimiento o de la indiferencia.

Cuando los Reyes Magos se despedían del colegio, hicieron una última declaración digna de ser recordada. Decían así:

GASPAR: Nos vamos del colegio Pasteur muy contentos al constatar, un año más, el buen corazón de estos jóvenes y niños.

MELCHOR: Agradecemos las muestras de cariño que nos han dado. Todos sus deseos han sido recogidos, y los vamos a depositar a los pies del Niño Jesús y de su Virgen Madre.

BALTASAR: Hemos venido a atizar las brasas de la fe en este mundo agnóstico y materialista. No os olvidéis de lo más importante: el Niño Dios os ha nacido y reposa envuelto en pañales dentro de un pesebre. ¡Acudid a adorar al Rey de Reyes!